Reciclado de dispositivos electrónicos | ACS Recycling

Los residuos de aparatos eléctricos o electrónicos (RAEE) son un grupo de residuos que, debido a su diversidad, están fabricados con materiales de tipología y naturaleza muy heterogénea: plásticos, metales, vidrios, maderas, cartón o caucho. Además, los materiales que los componen pueden contener sustancias peligrosas, que si no se procesan separadamente mediante gestores especializados, por una mala manipulación o un destino final erróneo se pueden convertir en muy nocivos o suponer un riesgo grave para el medio ambiente y la salud humana.

Temas de los que Hablaremos

Cómo es el proceso de reciclaje de los RAEE

La preparación para la reutilización debe ser una de las primeras opciones en el manejo de residuos, ya que es material y energéticamente la más eficiente. Consiste en la comprobación, limpieza y/o reparación de aparatos descartados para posibilitar que vuelvan a usarse. Su recuperación dependerá en gran medida de una recogida separada y cuidadosa, de forma que no se dañen en la manipulación. Por ejemplo, los cartuchos de tinta, que también son RAEE, pueden ser reutilizados mediante su rellenado.

Para su reciclaje, los RAEE peligrosos se someten a una descontaminación, retirando sus posibles fluidos (refrigerantes, aceites y otros), y desmontando otros componentes peligrosos y valiosos. Tras su desmontaje y descontaminación, los residuos son tratados mediante procesos mecánicos de trituración o fragmentación, generándose diferentes materiales y fracciones que se destinan a operaciones de reciclaje y valorización y, en su caso, materiales no valorizables que se eliminan en vertedero.

Los procesos de reciclaje de las pilas y acumuladores son diferentes dependiendo de su tipología. Por ejemplo, las pilas de botón se valorizan mediante la destilación del mercurio, mientras que las pilas estándar o las baterías de móvil y de los automóviles se someten a un proceso hidrometalúrgico mediante el cual se separan todos los metales que contienen.

Qué es el reciclaje de dispositivos móviles

Actualmente en España se genera cada año un millón de toneladas de basura tecnológica de la que alrededor del 60% acaba en paradero desconocido. Reciclar dispositivos electrónicos es muy importante para cuidar el medio ambiente.

¿Qué es un dispositivo electrónico?

Reciclado de filtros de aceite: solución sostenible

Un dispositivo electrónico se puede definir como un aparato electrónico grande o de pequeño tamaño, con algunas capacidades de procesamiento, con conexión permanente o intermitente a una red, con memoria limitada, que ha sido diseñado específicamente para una función, pero que puede llevar a cabo otras funciones más generales. Estos forman parte del grupo 4 en la clasificación de los RAEE.

Tipos de dispositivos electrónicos

El concepto de dispositivo móvil engloba una gran cantidad de dispositivos electrónicos de consumo. Habitualmente, por dispositivo móvil entendemos que se trata de un dispositivo que tiene la capacidad de conectarse a Internet. No obstante, en ocasiones también se tiende a englobar dentro la categoría de dispositivos móviles a cámaras digitales, videocámaras, etc., ya que a veces tienen capacidad de conectarse a otros dispositivos vía Internet o redes wifi o bluetooth. Por ello podemos distinguir los más usados:

  • Teléfonos inteligentes o smartphones: Podemos decir que son como teléfonos móviles convencionales pero construidos sobre una estructura informática móvil, que les proporciona mayor capacidad de almacenamiento y de procesamiento.
  • Tablets: Son ordenadores portátiles personales integrados en una pantalla táctil, con acceso a Internet y capacidad para ejecutar aplicaciones instaladas sobre un sistema operativo.
  • Relojes inteligentes: Son relojes de pulsera que poseen funcionalidades como acceso a Internet, recibir llamadas o enviar mensajes.
  • Reproductores digitales: Son dispositivos destinados a almacenar y reproducir archivos digitales como audio o vídeo.
  • Cámaras: Dispositivos que permiten captar imágenes, audio y videos. Además, pueden tener capacidades de conectividad, que permiten enviar y compartir los archivos capturados.
  • GPS: Son dispositivos que permiten a los usuarios determinar la posición de forma precisa de un vehículo o una persona que use este dispositivo.
  • Ordenadores portátiles: Son ordenadores completos que, debido a su tamaño reducido y compacto, permiten su transporte y gracias a su batería, su uso mientras no esté conectado el cargador a la red eléctrica.

Problemática de los dispositivos electrónicos móviles

Como hemos comentado al principio del artículo, solo el 60% de estos aparatos electrónicos acaban en paradero desconocido. Lo peor es que la cantidad de residuos electrónicos que producimos crece a un ritmo del 20% anual.

Un 25% de los dispositivos acaba de vuelta en el mercado tras su reacondicionamiento, mientras que otro 10% es reciclado apropiadamente y un último 5% se conserva por sus propietarios. Y del otro 60% nunca más se sabe.

Reciclar dispositivos electrónicos móviles

El reciclaje de dispositivos electrónicos es un proceso que se lleva a cabo en dispositivos electrónicos. Implica el desmontaje y separación de sus componentes y la recuperación de sus materias primas: plásticos, metales, entre otros.

Reciclado de llantas: Cuidando el medio ambiente

Este tipo de reciclaje se hizo necesario porque los residuos electrónicos contienen metales pesados muy contaminantes (mercurio, cromo y plomo, entre otros), cuya cantidad está aumentando muchísimo, y si estos aparatos no son tratados correctamente pueden llegar a ser peligrosos para la salud.

Según la Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE) y la Coalición de Residuos Electrónicos de Naciones Unidas, mientras que se crean 50 millones de toneladas de basura electrónica anualmente, tan solo se recicla menos del 20%. ¿A qué esperas para reciclar dispositivos electrónicos?

Beneficios del reciclar dispositivos electrónicos para el medio ambiente

Reciclar dispositivos electrónicos tiene muchos beneficios ambientales. Permite recuperar elementos (como vidrio, plástico y metales) que vuelven al ciclo productivo. Esto disminuye la extracción de materias primas, cuidando los recursos naturales, y reduce la contaminación del aire, el agua y el suelo, cumpliendo así con la economía circular.

Produce beneficios sociales, como la prevención de riesgos en la salud de las personas, porque evita que materiales tóxicos vayan a la atmósfera o a las vías fluviales.

Y tiene también ventajas económicas, en la medida en que genera puestos de trabajo (por ejemplo, para separar los materiales que componen los aparatos) y los residuos se convierten en materia prima para nuevos procesos productivos. Sigue leyendo y verás por qué hay que reciclar dispositivos electrónicos.

La labor de ACS Recycling en el reciclado de dispositivos electrónicos

Somos una empresa dedicada a los servicios medioambientales especializada en la gestión y el reciclaje de residuos eléctricos y electrónicos (RAEE). Ayudamos a las empresas a cumplir con sus obligaciones medioambientales promoviendo la sostenibilidad y la economía circular.

Reciclado de motores eléctricos: proceso y beneficios

En ACS Recycling contamos con todas las certificaciones correspondientes que nos autorizan a gestionar y tratar los siguientes grupos de residuos eléctricos y electrónicos (RAEE).

Ofrecemos un servicio de calidad especializado para cada uno de nuestros clientes. De esta manera, les ayudamos a contribuir de forma óptima con el medioambiente permitiéndoles reducir costes y obtener una máxima valoración de sus residuos.

Quién recoge los RAEE

Se consideran RAEE domésticos los procedentes de hogares particulares o de fuentes comerciales, industriales, institucionales y de otro tipo que, por su naturaleza y cantidad, sean similares a los procedentes de hogares particulares.

Los AEE que pudieran ser utilizados tanto en hogares particulares como por usuarios distintos de los hogares particulares, cuando se conviertan en residuos, tendrán la consideración de RAEE domésticos.

La recogida de modo separado y el transporte de los RAEE se efectuará de forma que puedan darse las condiciones óptimas para la preparación para la reutilización, el reciclado y el adecuado confinamiento de las sustancias peligrosas y cumplirá los requisitos del anexo VII del RD 110/201

Los RAEE no podrán ser abandonados en la vía pública o entregados a operadores o gestores no registrados. La realización de las conductas anteriores se sancionará conforme a lo previsto en el título IX referente a la responsabilidad, vigilancia, inspección, control y régimen sancionador de la Ley 7/2022, de 8 de abril.

Reciclado de muebles viejos en CDMX: Destilichadero gratuito

La recogida de RAEE domésticos que impliquen riesgo sanitario o de seguridad podrá ser rechazada, siendo entonces el último poseedor el responsable de su correcta gestión.

Los usuarios, como productores de RAEE domésticos, podrán solicitar la acreditación documental (justificante) de la entrega de los RAEE a cualquiera de las entidades que figuran en el recuadro especificado posteriormente.

El transporte de RAEE se realizará de conformidad con la legislación sectorial vigente y en los términos del anexo VII. Durante el transporte y almacenamiento de RAEE no se realizarán aperturas o desmontajes de los residuos, estas operaciones se realizarán en los centros de preparación para la reutilización y en las instalaciones autorizadas de tratamiento específico de RAEE con el fin de proteger la salud humana, de evitar la emisión de sustancias tóxicas al medio ambiente y de evitar que los RAEE pierdan sus componentes y materiales esenciales.

Las instalaciones de recogida de RAEE deberán contar con autorización, de conformidad con a Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular.

Reciclado de neumáticos en España: hacia la sostenibilidad

Si deseas conocer otras notas parecidas a Reciclado de dispositivos electrónicos | ACS Recycling podrás visitar la categoría Reciclaje.

También podría interesarte

Subir