Crear huertas caseras con material reciclable

El boom de las huertas caseras se impone desde terrazas y balcones y generó comunidades interesadas en la alimentación saludable y con producción desde casa.

En esta nota, te contamos las alternativas que podés implementar para hacer una huerta en casa, lo que incluye huertas en terrazas, huertas en balcones y huertas urbanas.

Temas de los que Hablaremos

Tipos de huerta casera

A continuación, un repaso y recomendaciones sobre tipos de huerta en casa:

Huerta vertical

El formato de huerta vertical es ideal para espacios pequeños como balcones y terrazas. Se puede armar en estantes con madera o elaborar contenedores con materiales reciclables como botellas de plástico.

Lo interesante de este sistema es que se pueden ubicar las plantas de mayor peso en la parte de abajo para que reciban el exceso de agua de los pisos superiores y así facilitar el regado. Se recomienda para ello que la tierra tenga una buena porción de arena para permitir el drenaje.

Es una excelente opción para quienes gusten de tener aromáticas a mano o quieran agregarle un toque ornamental natural a espacios con gran identidad urbana.

Huertos urbanos: cultiva de manera sostenible con materiales reciclados

Ver también: Con huertas verticales, una escuela enseña a sus alumnos a comer más verduras: “El desafío es instalarlas en un contexto barrial”

Ejemplo de huerta vertical.

Huerta en cajones

Quienes optan por hacer una huerta en casa, encontrarán muy conveniente utilizar cajones de plástico o de madera. La variedad de plantas que se pueden obtener es muy amplia: desde flores, medicinales, aromáticas y hortalizas.

Para una huerta en cajones, sólo se necesita recubrir por dentro los cajones con plástico o lona perforada para permitir el correcto aireado y drenaje y colocarlos en un espacio donde reciban buena luz. Es muy importante realizar un colchón de piedra para facilitar el escurrimiento al regar. También se pueden utilizar cortezas o trozos de corcho para alivianar el peso del cajón y trasladarlo fácilmente.

Luego, se agrega el sustrato junto con humus de lombriz y se plantan los almácigos a una distancia no menor a 20 centímetros entre sí.

Ver también: Consejos para cuidar la huerta de las lluvias, los vientos y las heladas.

Huertos verticales reciclados: solución sostenible para espacios reducidos

Si deseas conocer otras notas parecidas a Crear huertas caseras con material reciclable podrás visitar la categoría Reciclaje.

También podría interesarte

Subir